El silencio como el cáncer crece

Por: Jonas Fierro         

    Hagamos silencio, es el enorme silencio, es la canción donde se ruega por que exista un gran silencio que de espacio para que nuestros oídos, abran los ojos y descansen buscando la paz auditiva. El silencio será la tesis en esta columna para poder escuchar los sonidos que crean la música, la máxima es: El silencio como creador del sonido.

¿Qué se escucha cuando un árbol cae en el bosque? Algunos buscan una onomatopeya tan absurda como: “ñaaaaa, chiaaa, pump” pero en realidad, tan sólo el silencio del bosque es aquel que pude crear sonido, un sonido tan natural como esa caída del árbol en un lugar vacio.

A lo mejor muchos piensan que el sonido se crea con base en el ruido, pero otros pensamos que el ruido se crea por medio del silencio, ¿han intentado mantener un silencio total? Hagamos silencio para averiguarlo, busquemos en el más profundo silencio, el ruido que buscamos, así a lo mejor, podremos entender lo que la música busca: “Comprender el silencio para iniciar el sonido”

Para ser más académicos, veamos las formas en que se enseña a hacer música, las notas que crean sonido valen un tiempo, ya saben; la negra vale dos tiempos, la redonda vale cuatro y en un viaje mental diría: Tiempo + redonda= cuatro (T+R=4). Todo esto para hacer sonar un solo sonido, un simple un golpe en el tiempo correcto, eso es sonido para los académicos que enseñan música.

Paso al silencio y de igual forma de la manera académica musical, un silencio de negra vale uno, un silencio de redonda vale cuatro y con la misma ecuación tenemos que: Silencio+redonda=cuatro, pero esta ecuación esta incorrecta, hacen falta algunas variantes:

Digamos que…

Silencio+redonda=cuatro+sonido=Música (S+R=4+So=M)

El silencio es el resultado del sonido, sin sonido los espacios muertos sonarían a desorden. Un silencio da el orden que la música necesita, para ser escuchada.

Por este motivo, el silencio crece como el cáncer, se apodera de la mente musical del buen escucha y aquel que tiene la capacidad para expresar su vida en notas musicales, quién lo intente, debe dejar que sus células sean invadidas con el silencio, con el cáncer silencioso que mata al ruido y lo cura, sanándole en música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: