El Gran malo

Por: Jonas Fierro
La frase versa: “Si del cielo te caen limones aprende a hacer limonada” máxima que suena en la canción del maestro de raíces puertorriqueñas, nacido el 28 de abril de 1950 en el Bronx de Nueva York, William Anthony Colón Román mejor conocido por el largo brazo de la justicia salsera como: Willy Colón.
Para hacer limonada hay que exprimir limones, para hacer Salsa hay que meter en una licuadora: Lo picante de los ritmos latinos, las raíces del continente negro y los sonidos afroantillanos como el mambo, la rumba, la guajira, el cha cha.
Willy Colón el chef musical que en 1976 con la salida de su primer LP El malo, logró la receta exacta para que la Salsa se fuera del paladar al oído, y así hacer vibrar las pistas de baile del afamado Ballroom salón de Nueva York.
Son algunos los exponentes del ritmo que llevó a Willy Colón a la cumbre de la música, entre ellos su cómplice: Hector Lavoe con el cual cimbró a la comunidad hispana en EU, Ruben Blades maestro de la llamada “Salsa Conciencia”, otro enorme músico del género que con Seis del solar llevó a la Salsa a nuevos niveles.
Tito Puente otro maestro nacido en Nueva York tomó una postura radical al ser detractor de la Salsa, manifestando que el ritmo no era más que una copia de lo que él venía haciendo desde los años 40 y 50, otorgando un nombre nuevo para el ritmo: Swing Latino.
No importando lo que Tito Puente opinará, Willy Colón continuo cosechando éxitos con canciones que no pueden faltar en un salón de baile que se respete.
Idilio, Gitana, Volo, y por supuesto: El gran barón; esta última canción que aborda el tema del SIDA y de los prejuicios que existe en la comunidad de América Latina respecto al tema de la Homosexualidad.
Yo recuerdo la primera vez que escuché la canción del “El gran simón” y tras ser sorprendido por la rudeza de la letra, en conjunto con un ritmo bailable que no dejaba de hacer que mis pies se movieran debajo de la mesa, se convirtió en la canción para hacer mofa entra algunos amigos. Cuán grande fue mi error ya que al paso de los años esta joya musical, amalgama el ritmo, conciencia social y mucho sabor.
Willy Colón, el malo, el feo el bueno adjetivo perfecto pero corto para llamar al señor del trombón salsero, que junto con sus justicia rítmica otorga descargas de balas bailables a todos aquellos que busquen pisar la prisión del sabor. #
¡Viva Willy Colón!

http://www.youtube.com/watch?v=IJSSMsOD3WE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: