Deshuesando el Rock Bicentenario

Por: Rosa Isela Sánchez Lima, Jonas Fierro y Vakota

Fotos: Rosa Isela Sánchez Lima

El fastuoso evento se celebró allá, dónde el mismísimo demonio dejó abandonados varios hijos y huyó para nunca volver, ¡TECOMITL! se oye lejos ¿no es cierto?, pues en efecto lo estaba.

Comenzamos la odisea en el metro Tasqueña, emocionados y rozagantes nos dirigimos al punto de reunión, dónde el Gobierno Capitalino se dio a la tarea de juntar a la bandas más, (mmm ¿cómo podrían denominarse?), CHINGONAS, sí esa es la palabra, durante el recorrido disfrutamos de la hospitalidad tasqueñense al igual que de diversos y muy hermosos paisajes de la ciudad como  el interior desvencijado del camión que nos llevaba( el cual por cierto Jonás disfruto más) y el hermoso y aromático fin del lago de Xochimilco, pero el camino al igual que las horas se hacían extensos  entre los ojos de emoción y de espanto que experimentábamos, mientras más tiempo pasaba, más grande era la angustia y las ganas de hacer pipi.

Comenzamos a darnos cuenta que estábamos lejos, tan lejos de casa cuando notamos  que en las casas en lugar de perros habían cabras, yo quería echarme una jeta pero no me quería ver mal, digo de por si soy guarra  en fin, después de muchos chistes, arboles, animales de campo, inanición, por fin ¡llegamos¡, al otro paradero donde teníamos que tomar otro camión el cual  en efecto nos  llevó  todavía más lejos.

Perdidos y desorientados pelábamos lo ojitos pa´ que no se nos fuera a pasar el lugar, finalmente a lo lejos apareció, glorioso como una de las maravillas del mundo “El Deportivo Tecomitl”, el lugar donde se cristalizarían todos nuestros sueños, nos acercamos temerosos al área de acreditación de prensa con los ojitos vidriosos de la emoción y cual si fuera un Oscar tomamos el gafete en nuestras manos y procedimos a entrar en acción.

No diré que llegamos tarde solo omitiré  la presentación de la primera banda y procederé a darle la estafeta a mi compinche y carnal que tiene otras muchas cosas que contar.

La gente se aproximó al escenario del Festival Rock del Bicentenario; una cancha de futbol llanero con miles de partículas de tierra que vieron pisar “patas santas futboleras”, es ahora la pista para que los pies del rock accionen al slam.

El escenario acondicionado con una pantalla gigante de lado izquierdo y un sin número de bocinas, que amplifican los acordes del rock que sonó en la el deportivo Tecomitl de la delegación Milpa Alta; recibió  este festival de rock en los terruños de la parte rural del DF.

Los asistentes comenzaron a dejar atrás las vallas que sirvieron para dividir en secciones el terreno; los afortunados que llegaron al tope que aleja a la banda de las bandas, estuvieron a la espera. Apretados y “Hasta el frente” la gente no dejó de gritar un nombre: “Quema Madera, Quema Madera” que sin albur, arrancó como segunda banda para ejercer el derecho de echar desmadre.

El “power trio” integrado por Rafael Valeriano en el bajo y los gritos, Miguel Ángel Pérez en la guitarra y Alejandro López en la batería, se hace llamar: Quema Madera; así arrancó su participación potente con un sonido punk-rock-ska que hacía mover las cabezas y levantar el polvo entre la concurrencia.

En las manos de Rafael Valeriano un bajo azul tenue, adornado como el cielo que brillaba en el festival, dejó ver la fina ejecución de este trió capitalino. “200 años para ser sinceros”,  fue una máxima que Rafael gritó a pulmón a la banda que no dejaba de bailar.

 Así sonó un pequeño homenaje para Rigo Tovar con la canción “Mi matamoros querido” y al final “Hoy no tengo ganas de ti” cerró la actuación de los “Quema Madera”, dejando caliente al público en espera de más rock para brincar y hacer subir el polvo al corazón.   

Tocó el turno para la mítica banda de la periodista, chava a go go y rockera de “hueso bien licuado” Pati Peñalosa y Los Licuadoras.

11:19 de la mañana fue la hora exacta para que Pati, vestida cual Adelita del rock nacional, con chiqui- falda negra, medias, reboso blanco y un cinturón de balas revolucionarias, brincara al escenario.

Con bailes frenéticos que por momentos dejaban sus encantos a la vista; tras brincar y levantar su falda sonaron: “Vitamina B” y “No quiero contigo” mientras que la banda masculina no dejaba de gritar el clásico: “Chichis pá la banda” a lo que Los Licuadoras respondían en su canción: “No porque saques un teléfono, vamos a coger, tan sólo vamos a salir como amigos”, nada de chichis en la primera cita.

En un arranque de euforia rockera la bella Pati con pandero en mano, subió a una bocina que se encontraba abajo del escenario; tratando de interactuar con el público y no dejando de mover su cuerpo de manera frenética, “Ojos de sol” fue la rola que llevó a la banda a una complicidad con Los Licuadoras, siendo este el momento climático de la actuación de esta banda de rock psicodélico, electrónico, pero con mucho rock.

 Al final muy entonada (Por su buena afinación, no por otra cosa) y de mejor vos que los participantes de “Opera prima”, Peñaloza mostró sus dotes de cantante, entonando el Himno Nacional en una mezcla digna de una salsa licuada (en este caso molcajeteada, por el orgullo bicentenario-rock) con ingredientes operísticos, patrióticos y muy rockanroleros.

Así Los Licuadoras mostraron algunas rolas de su próximo material (El nombre del disco no fue revelado, aunque este reportero insistió) en dónde se notan letras más maduras, con un humor acido, clavadas en lo obscuro, pero sin dejar el sello de Los Licuadoras.

Un momento de respiro pero no para un descanso; sino para respirar profundo el olor de la “Ganja”, llegó en la presentación del combo capitalino de regaee Antidoping, el cual antes de iniciar su actuación pedía al público “subir la mano Xochimilco” (aunque el concierto fue en Milpa Alta) animando a todos a respirar, mirar el cielo y balancear su cuerpo con las suaves melodías de esta banda mexicana.

“¿Cómo están los guerreros y las guerreras?” fue el saludo que dejo el vocalista de Antidoping a los que entusiasmados, prendían un porro de mota, dejaban volar sus penas y moviéndose  al compas de “Juego de muerte”; canción dedicada a Daniel Manríquez parte fundamental del colectivo “Tepito arte aca,”, que falleció hace unos días. Antes de despedirse se escuchó otra clásico himno de los conciertos de rock: “Culeros,culeros,cueleros” afirmando la aprobación del la gente tras la presentación de Antidoping, solicitando una rola más la cual nunca llegó.

Se escuchaba: “Cámara pinche morena”, “A ver a ver qué horas” “orales culeros”       

Con estas frases dignas de aprobación del Manual del Anti-Carreño (Manual de malas costumbres) el grito de: “Directamente de Texcoco, Texcoco” anunció la llegada de los muñecos, los más guapos, los sombrerudos del Rock nacional: ¡Tex-Tex!

Directo y sin pretensiones Lalo Tex, vocalista y guitarrista aplaudió al personal su asistencia al recital de rock, agradeciendo a la banda que no se hayan quedado a ver la caja idiota, “osease” la televisión (sic) y pidiendo tempranito la primera rechifla en el festival, con su necesaria mentada a los diputados y a todos aquellos que les gusta “Rebelde”.

Tras contar la anécdota de su viaje a EU, donde el Tex juntó un chingo de dólares para comprarle su lavadora nueva a su vieja (una bien chingona con su piletota blanca) Tex-Tex prendió con su clásico: “Ahora que no vives conmigo” (vivo más a toda madre); haciendo brincar de manera conjunta a los ya muchos asistentes al deportivo Tecomitl.

 Tierra, gritos, bulla, baile y hombres volando fueron el marco perfecto para la presentación de Tex-Tex, dejando en claro en una frase, algunas características importantes de los rockeros mexicanos: “Rocanroleros desmadrosos por naturaleza” ¡Vivan los Texcoqueños que nos dieron rock!

“El toque mágico” fue la tercera rola que no dejaba caer la actitud ya mencionada por los de Texcoco, ¡puro desamadre rockero!, con un “silbidito” seguido de un muy rocanrolero “weuuuuuuuu” fue coreada por las casi mil almas que se encontraban en el festival.

Un reclamo a la delegación dio la pauta para que Tex-Tex remarcara que para algunos, la juventud es una enfermedad, pero no una enfermedad mortal, sino una juventud que hecha desmadre con responsabilidad. Así tras llamar al grito de las damas presentes, recordándoles que si nos dieron la vida que nos la mantengan, sonó otro clásico: “Me dijiste”

El momento del “regalito” llegó cuando los integrantes de la banda, anunciaron que algún afortunado se llevaría a casa el sombrero que portaban con orgullo: “No somos una banda grupera”, afirmaban mientras que “Pancho Panchito” sonaban a fuerte. El sombrero voló y cayó en las manos de un fotógrafo de prensa que sin chispar, lo devolvió a sus verdaderos dueños y aquellos que hacen el rock: La banda.  

Casi al final “Te vas a acordar de mi” sonó para todos los ardidos sombrerudos rocanroleros, que gozaron la actuación de Tex-Tex, que para despedirse tocó algunos acordes de la clásica “Road House blues” de The Doors, dejando al final otro grito de guerra para este bicentenario lleno de rock : “Santo niño de Plateros que libre de la poli a todos los rockeros”.

                       

El momento del “regalito” llegó cuando los integrantes de la banda, anunciaron que algún afortunado se llevaría a casa el sombrero que portaban con orgullo: “No somos una banda grupera”, afirmaban mientras que “Pancho Panchito” sonaban a fuerte. El sombrero voló y cayó en las manos de un fotógrafo de prensa que sin chispar, lo devolvió a sus verdaderos dueños y aquellos que hacen el rock: La banda.  

Casi al final “Te vas a acordar de mi” sonó para todos los ardidos sombrerudos rocanroleros, que gozaron la actuación de Tex-Tex, que para despedirse tocó algunos acordes de la clásica “Road House blues” de The Doors, dejando al final otro grito de guerra para este bicentenario lleno de rock : “Santo niño de Plateros que libre de la poli a todos los rockeros”.

El momento de bañar a todos aquellos que se brincaron ese hábito (me incluyo), llegó cuando un camión de bomberos, atacó al público y a “mangueraso” limpio, bañó a los asistentes pesé a la mala puntería de los traga fuegos que atinaron directo a muchos fotógrafos que se encontraban en el área de prensa, el baño fue bien recibido aunque no era domingo.

 Tras la bañada, los proyectiles de agua de “dudosa procedencia” comenzaron a invadir el escenario, provocando el enojo de una de la presentadora en turno y despertando los reflejos de los compañeros fotógrafos y reporteros, que esquivaban los proyectiles con elegancia y una que otra sonrisa temerosa.

Rastrillos, la banda comandada por el “Zopi” sin preocupaciones y buscando lo más vital, subió al escenario a las 13:58 horas, a mitad del festival cuando la paciencia agradece unas cuantas notas con el sabor del Caribe, específicamente de las tierras de Jamaica esquina con Milpa Alta. Sin avisar el grito decía: “¡Si te gusta el regaee en español que se escuche un yeah!” y  un sonoro yeah salió de las gargantas de estos jamaicanos-mexicanos.

  Sonó “Positivo” y “Luces” con una sección de metales conformada por un trombón y un saxofón tenor, que con mucho poder en su sonido, convertían lo positivo de Rastrillos en una fiesta de baile y conciencia; tras afirmar que la juventud  “No quiere más violencia”  la canción  “Busca lo más vital”  (con algunas estrofas de “El libro de la selva”), dio el cierre perfecto para esta filosa y picuda presentación de Rastrillos;  que con ocho músicos, un jaranero y la vitalidad de su incansable líder el Zopi,  brindaron la vibra positiva con las luces de Milpa Alta que brillaban sin parar.

El viento se hace brisa, los arboles se convierten en palmeras y la tierra se transforma en arena tornasol de las playas de Caleta; en la vos de Ángel Fernández (mítico presentador de lucha libre) se anunció el arribo de los enmascarados del surf mexicano: Lost Acapulco.

“¿Conocen al Warpig, al Reverend, al Crunchi y al Sr. Ramírez?” cuestionó Miguel Solís (Locutor de Reactor 105.7FM) antes de que Lost Acapulco diera inicio con “Frenesik”, rola de su álbum Acapulco Golden, con la cual, luchadores esqueléticos y voladores, chicas en Bikini- lencería y amigos que le acompañan, se electrificaron frenéticamente con el surf  de asfalto.

Somos Lost Acapulco” rola de su disco debut “4”  (Donde aun figuraba Willy Damage de los Ezquisitos) dejo boquiabiertos a los asistentes. Lost Acapulco uniformado con camisas rojas con negro muy al estilo de los jugadores de boliche, presentó mascaras que ni “El rayo de Tuxpan” en sus más húmedos sueños luchísticos imaginaría.

Negra con blanco en llamas, azul mar de Acapulco con una cruz del infierno y aquella con el espacio necesario para que la cabellara saliera a brincar por los aires; fueron los modelitos enmascarados que presentó  la banda.

                          

Un grito perdido de la hija del rayo de Jalisco surf (que también enseño sus encantos) reclamó: “¡Warpig  cásate conmigo!”,  a lo que el baterista y también periodista respondió sin reparo: “Ahí  voy ná más acabo y nos casamos”, dejando en la brisa las  rolas: “Por un tubo, Gambas y Birras y Acapulco Golden”.

Ahí estaban los surfers de asfalto enmascarados, surfeando por encima de la gente, las chicas de playa artificial del gobierno del DF, en bikini improvisado y el sol de Milpa Alta, que no dejo de brillar anunciando con sus rayos “Surf Mongol, Escape de Santa Martha y Las Brisas”

Al final el hijo putativo de Blue Demon pedía a grito revolucionario que “Cojieramos ya” y un coro de casi 5 mil personas entonaba en un brutal español: “Cojamos ya, ououuuuuuuuuu, vamos a coger, vamos a coger no te hagas del rogar”, así ese clásico del amor sincero (con su romántica estrofa “chúpamela”) fue el cierre perfecto para los calentuerientos sufistas de las hermosas playas del Festival Rock del Bicentenario.

El momento de las “grandes bandas que nos dieron rock” llegó, pero es aquí en donde la gran Vakota hace de las suyas…

Empieza mi reseña y por un volado, y un piedra papel o tijera, y un disparejo, y un zapatito blanco zapatito azul, que perdí, me tocaron la neta, grandes bandas, así que me tengo que rifar como ñero ehh.

LA LUPITA

Sale La Lupita, la neta estos valedores tocan bien chido y a mi parecer no le hace falta nada (ni Rosa, ni Bola y ni Poncho ehh), en este momento creo que me van a recordar a mi jefa, pero no hay pedo, la verdad a mi me suena a La Lupita con Héctor (voz) y el gran maestro Lino Nava (guitarra), Hay que pegarle a la mujer, Gavilán o Paloma, Supersónico, Contrabando y Traición, Paquita Disco, entre otras pusieron a bailar a más de cinco mil personas en el Deportivo Tecomitl.

La neta con el tiempo se ve como las agrupaciones o se hacen más fuertes o de plano desaparecen, y en este caso La Lupe se fortalece y ya desde hace algún tiempo forma parte de las bandas icono del Rock Mexicano. Héctor no pierde su gran voz y Lino parece que cada vez más aprende a tocar mejor la lira (o como diría moradita parece que le hace el amor a su guitarra), el tiempo no pasa en vano eh.

                               

Las cinco mil voces se unieron para corear cada una de las rolas de La Lupita y lo increíble es que chavos de entre 14 y 20 años se sepan las rolas, cuando ahorita lo que suena en la radio es el maldito reggaetón.

El momento chido fue cuando Héctor invitó a varias chiquitas a subir al escenario a bailar Paquita Disco, la neta estuvo cagado, ¡ahh chiquitas!.

Y para cerrar con broche de oro se invitó al escenario al gran Charly Montana (ah que buena mata güera y panza se carga ehhh) que cantó junto con ellos Contrabando y Traición, bueno que casi no la canto verdad, pero ahí estuvo el wey.

Y así cerró La Lupita su gran presentación en el Rock del Bicentenario.

VICTIMAS DEL DR. CEREBRO “SHOW”

Es raro que ahora ya no empiecen su show con la rolita de White Zombie “Thunder Kiss 65”, pero bueno. Estos carnalitos antes llamados “TECNOPAL” del barrio de Neza York, tocan y prenden a la banda bien cabrón, en cada concierto es de esperarse desmadre por todos lados y el sábado 28 no fue la excepción.

Algunas de las rolitas fueron: Ya tus Amigos, El Esqueleto, La Tamalera, Ella se Muere, Cadáver de Amor, y muchas otras. Canciones con las que incitan e invitan al respetable a prácticamente desmadrar el lugar donde ellos tocan (ahora se por que se autollaman Las Víctimas Del Dr. Cerebro “Show”y que show eh). En serio la neta estos carnalitos están bien tocados por un lado, el Abulón (Voz) trepado en la estructura del escenario cantando, por otro lado El Ranas (guitarra) entre la gente nadando, en el escenario El Chipotles (metales)  vestido de monstro (drácula, frankenstein, o cualquier ser de ultratumba de los viejos tiempos o simplemente vestido de cuero), o todos sus sequitos armando el desmadre en el escenario.

Se ve cuando el grupo viene de abajo y no olvida sus raíces, en algún momento la gente se empezó a aventar y un wey se pasó de la barda de seguridad y cayó en los pies de un pendejo de seguridad, el estúpido esté trató de madrear al chavo y el abulón calmó el pedo, le hizo el paro, la neta que chido y que huevos eh.

Y para cerrar y no variar tocaron “El Esqueleto” canción con la cual y para aquel que no la halla experimentado que wey con todo respeto, la neta se arma el despapaye muy pero muy chingón, bueno esto consiste así: toda la gente que esta hasta adelante tiene que correr hasta atrás y de regreso, la verdad se ve impresionante la marea de gente que se mueve y ya cuando todo esta calmado (bueno eso cree uno) el Abulón invita a que le avienten cosas al escenario (que suerte y que chido que ahora no lo hizo) pero, invitó a la gente a agarrar un puño de tierra y aventarlo hacia arriba que la neta se vio muy chido.

Así concluyo la presentación de otra de las bandas icono del Rock Mexicano.

Híjole que no hablar de esta leyenda viviente si ya todo se sabe, en el mercado ya está a la venta su nuevo disco llamado “Circular Colectivo” de estos pachucos eternos.

Sus presentaciones son iguales e enigmáticas, aventándose su discurso de protesta e invitando a todos a hacer círculos de amor.

En esta ocasión fue igual, tocando éxitos como: Un Poco de Sangre, Un Gran Circo, Morenaza, Lo Pasado Pasado, Solín, El Tiezo y la Negra Soledad, Don Palabras, Pata de Perro, Kumbala, Pachuco y rolas de su nuevo disco.

El ritual de ese día empezó con unos danzantes aéreos que venían creo del Foro Cultural de Oriente “Faro de Oriente” (muy buen show) que después volvieron a aparecer cuando cantaron Kumbala.

Lo más agradable y cagado de estos carnalitos es cuando Roco (voz y pachuco mayor) presenta la rola de Don Palabras y se pone a hablar con y como los extraterrestres jajaja es cómico.

Y lo que se llevó la tarde-noche, fue la interpretación de Pachuco (rola que mucha gente esperaba con ansias), con la que la banda bailó y slamió muy pero muy chido y se hicieron grandes círculos de amor (jajaja si como no) y dentro de la misma coverean la rolita de Tequila. 

Estos pachucos no cambian y no tienen por que cambiar, por eso ya son leyenda del ROCK MEXICANO.

Y así termina la edición ROCK DEL BICENTENARIO, con grandes propuestas y grandes bandas, un agradecimiento en especial a los grupos QUEMA MADERA y TEX – TEX, por los saludos que nos proporcionaron para el deshuesadero.

El Crew del “Deshuesadero” agradece a:

Secretaria de cultura del DF http://www.cultura.df.gob.mx/

Fabrica de artes y ofcios FARO de Milpa Alta: www.cultura.df.gob.mx/…/faros/faro-de-milpalta 

A la gente de Enigmático Kaos: http://www.enigmaticokaos.com/

Fäbrica de Artes y Oficios FARO de Tlahuac: http://www.farotlahuac.net/

5 comentarios to “Deshuesando el Rock Bicentenario”

  1. vanessa Says:

    chiCos!! me encanto la manera en la que describieron el evento, al parecer fue un concierto muy intenso y lleno de sorpresas para uds y el público en gral,debo admitir que aunque no soy fan de esos tumultos y el slam,la manera en la que cuentan lo vivido me hace pensar que debo soltarme un poco y dejame bañar de vez en cuando de esa agua de dudosa procedencia (como lo mencionan) con grupos como estos que son iconos del rock mex…
    felicidades por su reseña….ME ENCANTO!!

  2. Al perecer se divirtieron mucho usted y sus amigos maestro Jhon,

  3. Los felicito a todos por sus exitops logrados!!!
    Quiero hacer publicamente que soy FAN!!!
    de esa mujer maravillosa bañada en chispas purpuras!!!
    Me llenas de orgullo!!!
    Que siguas teniendo mas mas mas mas exitos preciosa!!!
    te adoro con todo mi cucharon!!!

  4. Hola! Pertenezco al Colectivo Danza Aerea que se presento muy fortuitamente en el concierto Rock Bicentenario a lado de los maestros del Rock, “Maldita Vecindad” agradezco el comentario de buen show y tambien comento que somos orgullosamente parte de la red de Faros, pero especificamente “Faro Tlahuac”

    • Lizeth:
      Muchas gracias de vuelta para su colectivo. Desmostrando la belleza de la danza en todas sus presentaciones;fue maravilloso ver su trabajo en el concierto y me gustaría poder entrar en contacto con ustedes para un texto en el futuro sobre su colectivo.
      Gracias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: